info@aprendetrompeta.com

Entradas del Blog Aprende Trompeta

Nuestras sugerencias

¿Qué importancia tiene la boquilla en nuestro sonido?

Siempre nos preguntamos la importancia de la boquilla en el sonido. Nos cuestionamos el tremendo lío que supone la elección de una boquilla adecuada. Queremos una boquilla que tenga un buen sonido, amplio, pero que mantenga ese rango de sonido tanto en el registro grave como en el agudo.

Que sea muy cómoda al apoyarla en nuestros labios, y que nos ayude en los agudos, sobre todo esto último, ¿eh? Que ya nos conocemos, jeje.

Bueno, en mi opinión no existe una boquilla «perfecta» que reúna absolutamente todas las características que he mencionado, ya que, como ya supongo que sabrás, cada músico es un mundo diferente, con su propia embocadura, características faciales, dentadura, forma de soplar, etc.

E incluso cada uno de nosotros podemos necesitar cosas muy diferentes en las etapas en las que nos iremos encontrando. No tienes las mismas necesidades cuando aprendes a tocar la trompeta por primera vez, que cuando llevas muchos años estudiando y ya se supone que te tienes que conocer un poquito. Y por conocerte me refiero a que puedes saber qué tipo de boquillas te vienen mejor a tu forma de tocar y a tu embocadura, y cuáles no.

E igual que con eso, con todo. Si te acostumbras a probar cosas diferentes y a fijarte en la respuesta de tu cuerpo, te darás cuenta que hay tipos de boquilla que por su borde, su profundidad, granillo, etc., te resultan más cómodas para tocar que otras. O simplemente el sonido que te genera una te gusta más que otra, y eso no tiene que ver con que muchas personas te hayan recomendado esa boquilla. Si a ti no te viene igual de bien, no tienes que utilizarla a la fuerza.

A mí, las distinciones entre los elementos de las boquillas me gusta dividirlas en unos grupos fundamentales, que son:

  • Estilo de música: El tipo de música que quieras tocar principalmente, influye directamente en el tipo de sonido que tienes que conseguir. No puedes tocar música clásica con una boquilla para lead trumpet, que suelen ser muy pequeñas por ejemplo. Necesitas una boquilla de profundidad media, que pueda permitirte subir a agudos pero que no pierda cuerpo en el sonido. Para música más cañera como puede ser música latina, pop, jazz, mariachi, etc., se suelen utilizar boquillas más pequeñas, de menor profundidad y un granillo más pequeño, que proporcionan un sonido más fácil en los agudos, pero ese sonido es más pequeño, más chillón. Se trata de que pruebes con varios modelos dentro de tu propio estilo, y veas cuál te funciona mejor.
  • Tamaño y grosor de labios: Esto también es más que evidente. Si tienes labios muy gruesos y tocas con una boquilla de un diámetro pequeño, tu comodidad desde luego no va a ser mucha, y el esfuerzo de tus labios va a ser mayor, con lo cual trata de buscar una boquilla que, aunque tenga la misma profundidad o similar, tenga un diámetro mayor para que tus labios quepan y se puedan apoyar bien. Las personas con labios más finos no suelen tener tanta dificultad, ya que se pueden adaptar a boquillas con un diámetro tanto más grande como pequeño, ya depende más bien de sus sensaciones al tocar.
  • Tipo de trompeta: Esto creo que no se ha tratado con la suficiente importancia. Quizás pienses que cualquier boquilla sirve igual en cualquier marca y modelo de trompeta. La verdad es que yo también lo pensaba, pero no ha sido hasta hace poco cuando descubrí que no es así.
    Cuando me compré mi última trompeta, la Conn Vintage One, utilizaba la misma boquilla que llevaba usando un par de años con la Fides Symphony que tenía, esta boquilla es la Warburton 3MD y 4S. El sonido me gustaba mucho, pero la gran sorpresa vino una tarde, mientras tocaba y probaba varias boquillas con un amigo. Me dejó una Bach 3D que él no usaba, y al probarla, fue una cosa bastante loca.
    Tenía mucha más facilidad, un sonido mucho más bonito, potente, afinado, y en general, mucho más profesional, o como a mí me gustaría que sonara. Me di cuenta que por las dimensiones de mi nueva trompeta, en cuanto al tudel, la tubería en general, y las dimensiones también de la boquilla, de su tudel, etc., hacía que concordaran perfectamente, mucho mejor que con la Waburton. Y eso no quería decir que la Waburton fuese mala boquilla, ni mucho menos. Simplemente, en esta nueva etapa me funcionaba mejor otra boquilla.

 

Así que, para finalizar y como conclusión, lo resumiría en que claro que es importante el tipo de boquilla que tengas al tocar. Primero tienes que saber producir un buen sonido estudiando, eso por supuesto.

Pero una vez tengas eso, tienes que ir conociendo poco a poco lo que mejor te funciona, y lo que mejor le funciona a tu trompeta, así que no tengas miedo por probar. Ya verás que te encontrarás con muchas sorpresas.

Espero haberte ayudado y solucionado algunas de las dudas más comunes que todos nos hemos planteado alguna vez, y que esto te ayude en tus futuras decisiones.

Si quieres ver las boquillas que tenemos disponibles para ti en Aprende Trompeta, visita nuestra sección:

http://www.aprendetrompeta.com/trompeta/tienda/boquillas-trompeta/

¡Hasta pronto! 🙂